Cómo no sentirse orgullosos de nuestros atletas que cumplieron el sueño y el logro deportivo de representar a Chile en unos Juegos Olímpicos. Y si es por quinta vez, es digno de celebrar.

Es el caso de nuestra fondista Érika Olivera, quien logró finalizar su quinto maratón olímpico pasando a los libros de historia del deporte nacional e internacional.

La dos veces ganadora del Maratón de Santiago y actual coordinadora del programa “Proyecto Municipalidades” (semillero del fondismo nacional) de la CMDS, nos deja el ejemplo que siempre se pueden lograr las cosas cuando le ponemos corazón. Eso es lo que estamos haciendo ahora como Corporación MDS: con mucho compromiso, estamos aportando con un granito de arena a formar a jóvenes atletas, apoyándolos y guiándolos desde sus inicios.
Junto a Érika, corrió también la tres veces ganadora del MDS, Natalia Romero y quien por segunda vez tiene el logro de estar y finalizar un maratón olímpico.
Ambas son un ejemplo de esfuerzo y perseverancia para las próximas generaciones.

Fotografía COCH